Niño Índigo. Directo Viento.





Cáceres. Ciudad Monumental. Extraña costumbre aparentemente europea la de ofrecer conciertos a media tarde en Extremadura cuando llega el verano. Menos mal que Niño Índigo ofreció un enorme concierto. ¡Cómo nos gusta cuando se pone funky-disco-setentero! El gran descubrimiento, Markos Liviano. Extremeño de Don Benito. Excelente francotirador de bombos y timbales.

[Leer +]